Tenerife 8 de agosto 2020.

Les saludo con alegría y agradecimiento por acompañarme semana a semana en este bonito espacio que nos sirve para reencontrarnos con esa hermosa VENEZUELA, TIERRA DE GRACIA.

Y si hay algo que nos lleva a la alegría de habernos criado en nuestro país, fueron los juegos típicos y tradicionales que jugábamos cuando niños, en la calle, en parques, patios de las casas, canchas deportivas, en las playas, en fin, adonde nos dejaban nuestros padres y el espacio físico.

Mi preferido sin ninguna duda fueron «las metras” o “bolitas”, llegué en un momento dado a tener mas de 3.000, sí, en latas de leche en polvo, entre peponas, las caraqueñas, plomos y mis favoritas “las jugas”, esas no pelaban, ja,ja,ja,ja. Jugando la hueca o el rayo, y nunca faltaba un mala conducta que nos hacia” regoleeeraaaa”.

Otro juego era “la perinola”, o “el emboque” como le decíamos en el Zulia. Bastantes golpes que me di de muchacho con los repiques, y hacíamos campeonatos entre los muchachos del barrio. Las había de madera que eran las más tradicionales y luego llegaron las de plástico que gustaron mucho, además de que eran más económicas.

El trompo y el gurrufío también formaron parte de nuestro inventario de juegos no tecnológicos, estos ya eran un poco más de riesgo, ya que más de uno salió con boliches y dedos cortados, porque, por ejemplo, los gurrufíos los hacíamos con las chapas de refresco y se afilaban sus bordes, para así poder cortas los cordeles del contrincante.

¿Quién no voló papagayos, zamuras, volantines, petacas y barriletes? Ya para estos juegos si había que irse a la cancha del barrio, o el campo de fútbol o béisbol, en la playa o algún parque, para poder disfrutarlo al máximo.

Había algunos que los “tuneaban” colocándoles unas hojillas en la cola para tumbar los que estuvieran cerca por los aires. Se hacían con papel de envolver, marrón o verde, otros utilizaban el papel de periódico, papel de seda, también se hacían bolsas plásticas, todas con un marco de caña pegado con “pega blanca ega”.

Otro de los infaltables era “el yo-yo”, este juego recuerdo que era una fiebre durante la temporada, se hizo muy popular porque la empresa Coca-Cola sacaba promociones con diferentes colores y no faltaba entre los favoritos de la temporada.

Además de estos juegos populares también estaban otros como “el escondido”, “tonga”, “el quemao o el fusilado”, “el palito mantequillero” y “la candelita”.

Se que algunas de nuestras lectoras estarán diciendo que solo hemos mencionado juegos comúnmente para varones, pero no tuvimos hermanas ni primas en casa, para saber cuales eran sus juegos de infancia.

¿Pudieran ustedes recordar su juego favorito, en lo que eran buenos de verdad? Y ustedes amigas lectoras; ¿pudieran mencionar que juegos recuerdan de niñas?

¿Serian capaces ustedes de echar una partida de metras hoy en dia? Yo no pudiera pararme del suelo, ja, ja, ja.

Saludos y hasta la próxima semana.